Los piojos prefieren las cabezas sucias.

¡FALSO! Como nosotros, los piojos prefieren una casa limpia. No son más propensos a acomodarse en una cabeza sucia que una cabeza limpia. Pero eso no significa que no debes lavarte el cabello. Tener cabello sucio tampoco va a prevenir los piojos. Lo único que previene los piojos es no es tocar tu cabello al cabello de alguien con piojos.

Los superpiojos existen.

¡CIERTO! Pero no tienen poderes especiales. No vuelan más rápido ni más lejos que los piojos comunes. En realidad, así como los piojos normales, ni siquiera pueden volar. Ni saltar. Ni nadar. La única diferencia es que se han vuelto resistentes a muchas de las pesticidas en el mercado utilizadas para el tratamiento de piojos. Sin embargo, no son tan extraordinarios. El peine funciona con ellos tan bien como funciona con los piojos comunes y corrientes. Tu WelComb es el enemigo de todos los piojos, súper o no.

Es necesario desinfectar, lavar en agua o en seco, o encerrar en una bolsa de plástico durante 14 días cualquier objeto tocado por una persona con piojos.

¡FALSO! Los piojos no pueden vivir más que 24 horas fuera de una cabeza humana. Respira profundo y piensa en cuáles objetos el niño ha tocado con su cabeza en las últimas 24 horas. Racionalmente y tranquilamente considera cómo utilizar mejor tu tiempo para una limpieza basada en donde los piojos vivos pueden estar colgando.

Los piojos no pueden nadar.

¡CIERTO! Se detienen totalmente cuando están mojados. Puesto que los piojos son corredores rápidos, la mejor manera de atraparlos es remojarlos. El agua los detiene y permite deslizarlos hacia afuera. Sin embargo, pueden contener el aliento durante mucho tiempo. Hasta más de dos hora!. Así que hay que mojarlos y quitarlos, porque cuando el cabello se seca, vuelven a correr. Y a reproducir.

Los tratamientos de piojos en forma de champús y aceites matan a las liendres y los huevos.

¡FALSO! No importa lo que dice la botella; ninguna pesticida, solución, ni aceite (esencial o no) ha sido comprobado con el poder de matar liendres o huevos.

Los piojos pueden saltar y volar.

¡FALSO! Pueden correr, y corren muy, muy rápidamente. Pero no pueden saltar ni volar. Si estás en la misma habitación con alguien con piojos pero tu cabeza no toca la suya, no vas a tener piojos. De verdad. La única manera que puedes adquirir piojos de la persona infestada es si tocas tu cabeza a la cabeza infestada. Ahí es cuando escuchan el pistoletazo de salida y corren sobre los cabellos más rápido de lo que puedes imaginar. La mejor manera de prevenir los piojos es no tocar las cabezas. Sin embargo, es difícil convencer a un niño de 3 años de esto. Lo entendemos.

Es común que los piojos encuentran hogares nuevos al esperar en sombreros y ropa o saltar del abrigo de una persona a una víctima nueva.

¡FALSO! La probabilidad es menor a 1 en 100,000 de que los piojos se pasan a través de la ropa. Estos bichitos sobreviven sólo 24 horas sin comida (sangre de una cabeza). No hay comida en un sombrero. O en un abrigo. O en un sofá. Ellos no quieren dejar la cabeza. Si están allí, se quedarán allí. Es una buena oferta: desayuno, almuerzo, cena. No hay razón para salir a menos que una nueva víctima coloca su cabeza allí. No tienen motivo para arriesgarse a morir. Si uno se encuentra en un abrigo o sombrero, lo más probable es que ha llegado al final de su vida y no tiene la energía para aguantar. Y si es el caso, probablemente no durará ni las 24 horas sin su comida.

Puedes contraer piojos de un peine o un cepillo.

¡CIERTO! Los piojos que quedan de paso sobre un peine o cepillo pueden transferirse a una nueva cabeza de cabello si alguien usa dicho cepillo dentro de 24 horas. ¿Por qué? Porque mientras los piojos que simplemente se caen de una cabeza probablemente están muriendo y no son lo suficientemente sanos como para infestar a alguien nuevo, los piojos que dan un paseo sobre una mecha de cabello atrapado en un peine o cepillo siguen sanos y fuertes, listos para poner más huevos.

Los piojos tienen escondites favoritos.

¡CIERTO! Les gusta incubarse en los lugares más calientes de la cabeza, justo contra el cuero cabelludo. Algunos de sus escondites favoritos incluyen la nuca y alrededor de las orejas.

La mejor manera de saber si alguien tiene piojos es si se rasca la cabeza.

¡FALSO! Odiamos decirte esto, pero una vez que comienza la picazón, es probable que los piojos hayan estado allí mucho tiempo. La comezón es una reacción alérgica a la saliva de los piojos. En realidad no puedes sentir los piojos mordiéndote. Así que si no eres alérgico a la saliva, no te pica. De hecho, la mitad de las personas con piojos nunca pican. Entonces, ¿cuál es la mejor manera de saber si alguien tiene piojos? Peinar. Mojar el cabello. Añadir el acondicionador y dejarlo encima. Peinar con un peine WelComb. Esta es también la mejor manera de detectar los piojos a tiempo, antes de que se reproducen.

La eliminación manual de los piojos con un peine no funciona a menos que se usa también algún tipo de solución (pesticida o natural).

¡FALSO! Pero comprendemos por qué la gente piensa eso. Si utilizas un peine con dientes flexibles, los pequeños piojos, liendres y huevos van a abrir paso entre los dientes y quedarse en el cabello. Si has usado un peine así en el pasado, quizás no ha sido eficaz, lo que te lleva a creer que necesitas algún tipo de pesticida o solución. Pero la verdad es que sólo necesitas el peine correcto.

Un peine con dientes muy largos y una manija muy larga funciona mejor.

¡FALSO! Entendemos el argumento. Cuanto más lejos queda tu mano de los piojos, mejor, ¿verdad? Lamentablemente, esa teoría no funciona. Cuanto más lejos estás de los piojos, menos probabilidad tienes de capturarlos. Es por eso que el WelComb no tiene una manga larga ni dientes largos. Hay que combatir este enemigo cuerpo a cuerpo. Si realmente quieres que se vayan, tienes que acercarte. Los encontrarás.

Necesitas un peine de metal.

¡FALSO! La enfermera de la escuela tal vez te ha dicho que necesitas un peine de metal. Y tal vez leíste en un artículo informativo de Consumer Reports que los peines de metal son mejores. La realidad es que, si sólo tomáramos en cuenta a los otros peines de plástico en el mercado, tendrían razón: los peines de metal son mucho mejores que los otros peines de plástico en el mercado. Pero no son mejores a este peine. El WelComb tiene todo lo bueno de un peine de metal y más: dientes cortos y un espaciado óptimo con el borde biselado único que no se deslizará por encima de los piojos, las liendres y los huevos como los peines tradicionales. Entonces, ¿por qué no lo hicimos de metal? Porque no tenemos que hacerlo. Maynard, nuestro ingeniero ingenioso, descubrió cómo hacer el trabajo de plástico aún mejor que en metal. Gracias, Maynard. Te lo debemos.